Cómo me hice vegana

En realidad, no me gusta poner etiquetas a la gente, pues todos somos libres de ser lo que queramos ser y no por eso dejamos de tener valor, o ser importantes.

Mi punto de vista con respecto al veganismo, tiene que ver con intentar vivir de una manera más consciente con el entorno a mi alrededor. Pero sigo siendo una persona como las demás.

De hecho, pienso que todos nacemos veganos. Es nuestra forma natural de ser. Lo que sucede es que de acuerdo a nuestra cultura, eso se modifica y así como nuestra vestimenta fue evolucionando con el paso del tiempo, nuestra forma de comer también.

Sin importar si está bien o no, sólo lo hicimos.

Partiendo de eso, quiero relatar cómo adopté este nuevo estilo de vida, que poco a poco va formando parte del mundo en que nos movemos (similar a “¿por qué me hice vegana?”).

Para empezar, llevo casi 7 meses viviendo de esta manera, y puedo decir con total seguridad que no me arrepiento de haber tomado esta decisión.

Nunca supe que haría esto. No tenía ni la menor idea de lo que era, hasta hace pocos meses.

Creo que fue un poco más difícil explicárselo a mi familia, que el proceso en sí. Pues debo decir que no me costó tanto dar este paso, a diferencia de otras personas.

Recuerdo que comer carne, especialmente la de vaca, no me gustaba tanto. Siempre decían que hacerlo, era malo para la salud, así que trataba de consumirla en pocas cantidades y sólo una o dos veces por semana.

Decidí entonces comer más pollo y pescado, dejando de lado incluso la carne de cerdo que sólo la probaba de vez en cuando. En este proceso, estuve más o menos un par de años. Desconocía por completo acerca de una dieta vegana.

Cuando escuché sobre ella, sabía que tenía que cambiar mis hábitos alimenticios por salud. Pero no sabía, cuándo ni cómo iba a hacerlo.

Cómo me hice vegana

Había decidido intentar dejar la carne, pero no los lácteos. Ser vegetariana, ya sería un gran avance.

Todo sucedió al contrario, primero dejé de consumir los lácteos por completo, en un lapso de aproximadamente dos semanas y la carne intentaba consumirla en porciones realmente pequeñas.

Esto lo hacía porque no me sentía convencida de lo que estaba haciendo. Todos me preguntaban el porqué de mi forma de comer e intentaba explicarlo, pero todavía no tenía claridad acerca de esto.

Estuve comiendo de esta forma por casi un mes. Durante ese tiempo, escuchaba mucho los audios de Marco Antonio Regil y gracias a ellos, empecé a tener seguridad en lo que hacía.

Así que tomé la decisión de comer más saludable y dejar de lado todos los alimentos de origen animal, o al menos no consumirlos con frecuencia. Pensé en consumirlos como “comida chatarra” tal vez una o dos veces al mes.

Pero a medida que seguía informándome, me convencía de que no debería hacer esto NUNCA, pues los animales también sienten y no fueron creados para nuestro consumo.

El discurso de Gary Yourofsky, terminó de convencerme por completo y desde ese momento, supe que no quería volver a causarles daño a ellos.

De esta forma me hice VEGANA.

El Artículo «¿Cómo me hice vegana?» fue registrado bajo la siguiente información de copyright:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *